Escritora chilena, nacida en Santiago de Chile en 1951. Licenciada en grabado en la Universidad Católica, entre 1976 y 1983 trabajó en diversos ámbitos de las artes visuales, especialmente en instalaciones y acciones de arte (entre ellas el body art).

Rodeada de presencias femeninas en todas las etapas de su vida (madre, hermanas, amigas, hijas, compañeras de trabajo...), es autora de cuatro novelas en las que indaga en los problemas, inquietudes y anhelos de las mujeres hispanoamericanas del último cuarto del siglo XX.

Sin embargo, y a pesar de que reconoce su condición de feminista, no se considera autora de una "narrativa femenina", ya que en sus obras no presenta tesis ideológicas, sino la narración de unas historias ficticias ancladas en los sentimientos de seres humanos. Su novela "El albergue de las mujeres tristes" ha visto la luz en 1997. Tras abordar en ella la soledad y la tristeza que afecta a un grupo de mujeres que han conseguido la independencia, pretende dar por cerrado su ciclo narrativo dedicado a la mujer, para dedicarse próximamente a otros géneros como la novela negra o la de aventuras.

El éxito de sus narraciones anteriores se ha visto reflejado en traducciones al francés, al alemán, al italiano, al portugués y al griego. En 1999 publicó "Nuestra Señora de la Soledad", lindante con la novela de género policíaco, en la que las mujeres vuelven a ser las protagonistas. En este caso se cuenta la historia de dos mujeres muy distintas, una de ellas es la que actúa como detective de una agencia, y la otra es una escritora de éxito, casada con el Rector de una universidad que, tras un viaje a Florida, ha desaparecido y de la que nada se sabe.

 

 

Ha publicado: Novelas: "Nosotras que nos queremos tanto" (1991), "Para que no me olvides" (1993). "Para que no me olvides" obtuvo en 1994 el Premio Municipal de Literatura de Santiago; "Nosotras que nos queremos tanto", por su parte fue galardonado ese mismo año con el premio Sor Juana Inés de la Cruz, distinción concedida por la editorial femenina Coté Femmes / Indigo y la Feria del Libro de Guadalajara (Méjico) a la mejor novela latinoamericana escrita por una mujer., "Antigua vida mía" (1995), "El albergue de las mujeres tristes" (1977), novela en que enfoca, entre otros aspectos, la incapacidad afectiva masculina y la insatisfacción sexual femenina, "Nuestra señora de la soledad" (1999).

En París, en la Maison des Amériques, durante la presentación de "Nosotras que nos queremos tanto "la escritora Marcela Serrano cuestionó el realismo mágico y culpa a Europa de negar otra posibilidad que ésa a la literatura latinoamericana. Odio el realismo mágico... pero adoro a García Márquez, precisó Serrano, reivindicando el estilo claro y simple, sin que simple quiera decir estúpido. Continúa Marcela Serrano: Cada vez que hablo con escritores hombres éstos lo niegan, pero yo creo firmemente que hay una literatura de mujeres, de la misma manera que hay un lenguaje propio nuestro, apelativo, basado en lo concreto frente al poder de la abstracción mayoritariamente masculino". Reseña aparecida en el diario La Epoca, Santiago, Chile.

"El abergue de las mujeres tristes" habla de un grupo de mujeres alojadas en Chiloé, mujeres que encontraron su independencia puesto que han llegado al fin del mundo escapando del mundo, pero que se sienten solas pues no tienen hombres que les den la réplica de tú a tú, como pares.

Marcela Serrano consiguió el pasado mes de Noviembre de 2001 ser la finalista en el prestigioso PREMIO PLANETA con la obra "Lo que está en mi corazón".

"Lo que está en mi corazón", la obra con la que ha conseguido los 25 millones de pesetas del premio como finalista del Planeta es la historia de una mujer joven, unos 35 años, que ante una perdida importante en su vida decide viajar a Chiapas para hacer un reportaje sobre las mujeres y la lucha zapatista. Está ambientada en San Cristóbal de las Casas, un pueblo que la autora conoce. Sin embargo quiso dejar claro que no es un reportaje sobre la causa zapatista, sino una novela. "Yo vengo de un país herido y estoy muy comprometida con la realidad de ese país. En esta novela he sido fiel a la región de Chiapas y a su conflicto político, pero lo que viven los personajes allí es una ficción". Sobre el hecho de que sea una mujer la protagonista no dudó en responder que "el feminismo es una causa que me mueve y pienso que hoy más que nunca la lucha por la igualdad de la mujer tiene sentido".

Se editarán 85.000 ejemplares de esta novela y Marcela Serrano ya sabe que hacer con el dinero del premio: "Lo voy a destinar para ayudar a construir un albergue en Chile para mujeres maltratadas".

Cuenta la escritora latinoamericana que lo que empezó como una novela sobre Chiapas, acabó siendo una obra sobre la maternidad, sobre lo que es ser madre y ser hija y el hecho de que cuando se trunca la maternidad con la pérdida del hijo, se siente huérfana.
El libro es la historia de «una mujer joven chilena, que tras un año en depresión aterriza en Chiapas para hacer una reportaje sobre los seis años de alzamiento zapatista y resucita como la revolución al descubrir a una uruguaya que todavía cree en la esperanza" La escritora chilena afrontó la novela con dificultad: "me costó mucho hacer esa protagonista, porque es una mujer muy descreída y yo sigo creyendo en dos cosas: un cierto nivel de compromiso y el feminismo, un concepto que no creo trasnochado".

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Un mundo raro. Dos relatos mexicanos

Editorial: Mondadori

Páginas: 94

Dos relatos donde los personajes enfrentarán las desastrosas consecuencias del choque entre vida privada y voluntad política. La autora, en "El amor en el tiempo de los dinosaurios" y "Sin Dios ni ley", muestra la profunda comprensión de las leyes no escritas que rigen un país ajeno al suyo y la naturaleza de sus habitantes.

 

El albergue de las mujeres tristes

Editorial: Alfaguara

Páginas: 390

Floreana, una hitiriadors aún joven y más atractiva de lo que ella misma quiere creer, llega a un albergue sui génesis en la isla de Chiloé. Allí, acuden mujeres diversas para curar las heridas de un dolor común: el desamor de los hombres.

 

Nosotras que nos queremos tanto

Editorial: Suma de letras

Páginas: 437

La vida de cuatro mujeres ha sido marcada a fuego por la experiencia socialista de Salvador Allende y el golpe militar de 1973, pero también por la huella más íntima del amor y del dolor, el desengaño y la compasión.

 

 

 

 

ANTIGUA VIDA MIA

 

"Una mujer es la historia de sus actos y pensamientos, de sus células y neuronas, de sus heridas y entusiasmos, de sus amores y desamores..."

Así se inicia el párrafo de la página 21 de "Antigua vida mía", de Marcela Serrano, una de los libros que, personalmente, más me ha tocado en estos últimos meses. Y es que es difícil mantenerse al margen de lo que Violeta y Josefa nos van transmitiendo en cada página; a través del libro vamos sintiéndonos identificados; primero, en nuestra condición humana y luego, en la de mujeres. La autora, con una fuerte dosis de sentimiento y realismo, da a conocer los miedos, las angustias, las alegrías, los prejuicios, los obstáculos, las aspiraciones, en fin, la cotidianeidad de la mujer de nuestros días.Todo esto a través de una historia sólida y bien construida, que no deja de lado el suspenso y el humor. Resulta interesante de este libro los distintos perfiles y matices desde los cuales se mira a la mujer: madre, hija, esposa, amante y profesional, desde una perspectiva profunda que cala hondo en el lector. El libro no cae en el feminismo o en la superficialidad, sino, muy por el contrario, es un claro reflejo de nuestra sociedad y de nuestras relaciones.

Por Fabiana Rodríguez

 

El tema central de "Antigua..." es la amistad que existe entre Violeta Dasinski y Josefa Ferrer (encarnada por la cantante y actriz española Ana Belén), una exitosa cantautora que al dedicarse excesivamente a su carrera ha descuidado a su familia y en particular a su marido, el reconocido abogado Andrés (Jorge Marrale).

De la noche a la mañana, Violeta Dasinski hace noticia a causa de una tragedia tan inevitable como providencial, y su amiga Josefa Ferrer -con los diarios de Violeta en su mano- empieza a contar su historia... es decir, la de ambas.

Aunque Josefa, una exitosa y angustiada cantante chilena, es la narradora, a su voz y la de Violeta se agrega la de "nosotras, las otras" (madres, abuelas, bisabuelas), suerte de coro griego y testigo de la experiencia femenina a través de las generaciones. El relato, en un vívido contrapunto, irá trazando las búsquedas a un tiempo paralelas y divergentes de Violeta y Josefa, desde la infancia común en el Santiago clasista y turbulento de los años 60 hasta el "viaje terapéutico" a la ciudad de antigua... El amor y la traición, la sexualidad y el dolor, la utopía y la muerte, las perversiones de la modernidad y la tensión entre lo privado y lo público: las vidas de Josefa y Violeta dibujan, como en un huipil multicolor, los anhelos y conflictos de la mujer contemporánea.

 

 

Todo sobre el libro en el que está basada la pelicula
ANTIGUA VIDA MIA

 

EL MUNDOLIBRO.COM

 

Marcela Serrano es la autora de la novela en la que está basada la película "Antigua vida mia"

 

"Ahí está el contrapunto permanente entre Josefa y Violeta, que son estas dos amigas de "Antigua vida mía", donde Josefa es muy escéptica, muy pesimista. A Josefa el mundo le sobra de una forma feroz, y Violeta es al revés, llena de vida y de amor por el resto. Josefa no soporta ya al mundo".

"Claro, algunos de nosotros no queremos olvidarlo. Yo siento una gran liberación después de haber escrito "Antigua vida mía", porque ya ajusté cuentas con el tema de la nostalgia. Ojalá eso ya me libere y no la siga sintiendo".

Marcela Serrano

"Una mujer es la historia de sus actos y pensamientos, de sus células y neuronas, de sus heridas y entusiasmos, de sus amores y desamores..."